Bitcoin prodría revolucionar la política mundial

Gente en todo el mundo comienza a hablar de bitcoin, viendo la criptomoneda como una buena alternativa de resguardo y transferencia de valor.

A pesar del aumento en la volatilidad del bitcoin, aún sigue teniendo un precio considerablemente alto, razón por la cual los principales medios de comunicación, para bien o para mal, comienzan a hablar de la criptomoneda.

Más allá de su alza a más de 1000 dólares a principios de este año y esos titulares dramáticos en los medios chinos que posteriormente incrementaron la volatilidad del bitcoin, este tiene un gran impacto a nivel mundial; pero aún pasa desapercibido para la mayoría de personas; y para muchos de los que han escuchado algo sobre la criptomoneda, surgen algunas inquietudes: “Ah… Bitcoin. ¿No es esa cosa que se utiliza para comprar drogas online?”, “¿No es algo para lavar dinero?” o “¿No es sólo para esos geeks que viven metidos tras un ordenador?”. En pocas palabras, la gente no le da importancia a menos que quieran comerciar con ella.

Lo que mucha de esa gente no ve es el potencial que tiene bitcoin para tener un impacto en la política y por lo tanto, toda nuestra vida cotidiana.

Como es visto Bitcoin

Desde su creación hace 8 años los libertarios han abrazado a la criptomoneda con pasión mientras muchos Estados y entes financieros han mostrado desconfianza hacia la misma.

Vemos casos como los de aquel senador demócrata de los Estados Unidos que quiso prohibir bitcoin o el caso de Colombia con las declaraciones de que bitcoin no es una moneda colombiana y por lo tanto se prohíbe el uso de la misma en el país para intercambiar bienes y servicios, o el caso actual y más polémico de China, donde el gobierno intenta regular el uso de la criptomoneda creando un caos en el mercado mundial.

Los conservadores se muestran inseguros: ¿se debería apoyar una moneda que tiene asociaciones históricas con carteles de drogas, terrorismo y anarquistas?

Pero también es evidente que el volumen del mercado crece, tanto en latinoamérica como en el mundo pues la misma inestabilidad geopolítica y crisis económica, impulsan a las personas a buscar medios de inversión y de resguardo de su capital.

Sin embargo, viene siendo hora de que se entienda mejor de que trata bitcoin y cómo esta tecnología puede revolucionar la política mundial.

Bajo el poder del dios dinero

Si tomamos como referencia a Estados Unidos se sabe que el paradigma económico que predica es el “libre mercado”. Entre comillas porque esto es sólo parcialmente cierto, haciendo mucho énfasis en el “parcialmente”.

El gobierno federal está profundamente involucrado en el rumbo de la economía, con poder de elección sobre quienes pierden y quienes ganan. Es decir que en su “infinita y benigna sabiduría”, son ellos quienes determinan lo que es mejor para su pueblo. No es más que el sueño americano que para muchos se vuelve pesadilla.

Vamos un poco hacia atrás, a principios de siglo: el gobierno instó, incluso empujó en algunos casos, a los bancos a dar créditos más y más riesgosos en el nombre de la “justicia” y la “libertad”; y cuando inevitablemente esa política fracasó, llegó el gobierno como “superhéroe”, a rescatar a los bancos con el dinero fruto del trabajo de su pueblo y más dinero recién creado en base a deuda.

Los gobiernos tienen el poder para hacer esto porque son ellos quienes tienen el control absoluto sobre la oferta monetaria y la mayoría de las personas, incluso la mayoría de los conservadores, aceptan esto como zombies y sin cuestionar. Sin embargo, es evidente que estas situaciones violan los principios de gobierno limitado y libre mercado.

Además de esto, tener el control sobre la moneda le otorga al gobierno estadounidense un control casi ilimitado. ¿Cómo crees que puede rescatar banco o elegir quién pierde y quien gana? (por no mencionar el financiamiento de guerras impopulares).

Ahora bien, si le quitáramos el control al gobierno sobre la oferta monetaria haría que cada individuo y empresa fuera totalmente responsable de sus éxitos y fracasos. Esto se lograría implementando dinero completamente independiente y con una oferta monetaria limitada y es esto precisamente lo que plantea bitcoin: un límite natural para la capacidad del gobierno para controlar la economía y con ella, nuestras vidas.

Fundamentos de la red bitcoin

Pero, ¿Qué es bitcoin? ¿cómo funciona? son usualmente las primeras preguntas que siempre vienen a colación, acompañadas de ese miedo, “inherente” al ser humano, al cambio. No hay que asustarse con esto, se que la terminología es compleja y todo eso pero vamos a darle una oportunidad y veamos de qué hablo.

Como ya he dicho en otros post, bitcoin es un sistema monetario global descentralizado que utiliza una red de pago electrónico anónimo y sin intermediarios.

“Sigo sin entender…”, dirás… Piensa un momento en el internet que en esencia es un conjunto de protocolos o reglas de cómo se comunican diferentes ordenadores entre sí. En criollo: cada vez que ingresas a una página web, estás viendo un documento que está guardado en otra computadora. Todo lo que vemos y hacemos por internet está siguiendo estos protocolos para poder funcionar correctamente. La mayoría de las personas no entiende esto, ni les interesa, sólo quieren entrar a ver videos entretenidos en Youtube, subir sus fotos a Instagram y decirle al mundo lo que están haciendo a través de sus redes sociales.

Internet es una buena analogía para lo que es bitcoin: un protocolo, pero que mientras los protocolos de internet rigen la comunicación entre diferentes ordenadores, el de bitcoin es el de la transferencia de valor entre las computadoras.

Así que mientras los protocolos de internet envían correos electrónicos, documentos de hipertexto, videos, etcétera, el protocolo de bitcoin envía precisamente bitcoin que en pocas palabras es una moneda, como el dólar o el euro. La red de bitcoin te permite transferir ese dinero a cualquier lugar del mundo de una manera rápida, económica, segura.

¿Quién controla bitcoin?

Aquí es donde está el factor más subversivo que diferencia al bitcoin de las demás monedas fiduciarias como el dólar o el euro; y uno de los factores que puede revolucionar la política mundial.

Como ya dije, el bitcoin es descentralizado, nadie lo puede controlar, aunque algunos países intenten regular su uso, es algo que se escapa de sus manos.

#Bitcoin es descentralizado, nadie lo puede controlar Clic para tuitear

Pensemos de nuevo en el internet: Aunque a los estadounidenses les gusta pensar que controlan el mismo, la verdad es que no existe una entidad que pueda controlar completamente el internet (Recordemos que el internet que usamos a diario es solo la punta del iceberg) ya que este se compone de un gran número de equipos controlados individualmente, siempre trabajando en conjunto sobre la base de las reglas de los protocolos.

Si el dia de mañana se aprobara una ley para cerrar el internet, este seguiría funcionando, porque gente de todo el mundo seguiría administrando la red relativamente descentralizada que es internet.

Lo mismo sucede con el bitcoin: una red de ordenadores en la que puede participar cualquier persona siguiendo las reglas del protocolo bitcoin. De hecho, hay tantas computadoras involucradas que la red de bitcoin es exponencialmente más potente que los supercomputadores más poderosos del mundo. ¿cómo controlar eso?

¿Qué le da valor al bitcoin?

Aquí es donde vemos un verdadero mercado libre en acción, sin limitarlo solo a las palabras: tiene valor porque la gente le da valor y lo utiliza para resguardar su capital y para realizar pagos electrónicos sin intermediarios. Después de todo, en nuestra sociedad, ¿Qué es lo que le da valor a algo? Es el simple hecho de que la gente le lo encuentre útil por determinada razón. Y efectivamente, el mundo comienza a ver bitcoin como algo extremadamente útil.

Resguardo y transferencia de valor

Analicemos un poco el caso de la situación económica en Venezuela. El valor del bolívar (moneda respaldada por el gobierno) ha estado en caída libre desde 2013 en la medida en la que el gobierno ha inyectado fondos a la economía del país. Esto, unido a muchos otros factores que no expondré aquí, nos ha dejado en una situación terrible, ya que la mayoría, por no decir todos, los bienes básicos han sufrido un incremento drástico en su precio, en ocasiones literalmente de la noche a la mañana.

Llega bitcoin como una alternativa totalmente libre de la intromisión del gobierno venezolano con un valor basado en un mercado libre, es decir que su precio depende de lo que la gente esté dispuesta a pagar por él; además con una oferta monetaria limitada en la que no se puede generar inflación a capricho de los gobernantes, haciendo de el bitcoin, la alternativa perfecta para el resguardo de capital en un momento de intensa crisis económica.

#Bitcoin, la alternativa perfecta para el resguardo de capital en un momento de intensa crisis… Clic para tuitear

Por supuesto, los venezolanos comenzamos a notar más bitcoin. Cada día más y más personas intercambian bolívares por bitcoin para resguardar su capital y para intercambiar por bienes y servicios haciendo que desde mediados del mes pasado a este momento, el valor de la criptomoneda se haya incrementado en un 100%.

Esto también pasa en Estados Unidos, pues aunque pocos lo sepan, el valor del dólar también ha decrecido y es bueno tener algo para resguardar el valor del capital. Un dolar de hoy cuesta 0.16 dólares de 1970.

Además de su uso como almacén de valor, bitcoin ha llegado para revolucionar la transferencia de valor entre individuos. Esto es algo que en países como Estados Unidos tal vez no sea tan apreciado como aquí en Venezuela y muchos otros países en el mundo. Allá pueden comprar tranquilamente por Amazon, tiendas online o tiendas físicas sin muchos problemas, aunque existen muchos casos de hackeo de tarjetas de crédito y robo de identidad además de las elevadas tarifas por cobro de comisiones para los honorarios bancarios; pero en realidad, son cosas sin “gran importancia”.

#Bitcoin ha llegado para revolucionar la transferencia de valor Clic para tuitear

Sin embargo y sin ánimos de entrar en detalle, en lugares como Venezuela y otros países menos desarrollados, realizar una compra a través de Amazon puede resultar de lo más engorroso y es aquí donde bitcoin puede jugar un papel relevante, llenando el vacío que dejan otros sistemas de pago. Estos países generalmente están afligidos por gobiernos corruptos y mal administrados que hacen de la mayoría de sistemas de pago electrónico algo poco rentable.

Bitcoin revoluciona incrementando el espíritu empresarial en le mundo entero. En un caso concreto, un emprendimiento le permite ahora a los africanos enviar dinero a las empresas chinas utilizando bitcoin, proceso que anteriormente resultaba lento y costoso debido al uso de intermediarios.

Sin ir muy lejos, aquí en Venezuela, Surbitcoin permite el intercambio de bolívares por bitcoin que puedes fecalmente transferir a otros países y personas dentro de la red e incluso intercambiar por dólares, cosa que sin bitcoin resulta bastante costosa y problemática, además que el comercio con dólares por parte de los individuos dentro del país es ilegal.

Estos ejemplos muestran cómo bitcoin revoluciona solucionando problemas reales en el mundo y expande la libertad de comercio.

El futuro de Bitcoin

Todo esto que he explicado es solo el comienzo de bitcoin. Su diseño subyacente, denominado tecnología blockchain” tiene aplicaciones potenciales que van mucho más allá de lo que vemos ahora.

Por ejemplo, otra criptomoneda hermana de bitcoin llamada Dash tiene el potencial de tener efectos aún más directos sobre cómo somos gobernados. Sus desarrolladores han creado su propio sistema de gobierno descentralizado para gestionar el desarrollo de la moneda. Este tipo de sistema podría revolucionar la forma en que funcionan los gobiernos, dando más poder a las comunidades locales, aumentando la transparencia y otorgando a las personas una voz más directa en cómo se gobiernan.
 
Mientras tanto, el proyecto Ethereum quiere utilizar la tecnología blockchain para revolucionar el sistema legal. En lugar de perder tiempo y dinero en abogados y otros servicios legales para todos y cada uno de los contratos, Ethereum permite “contratos inteligentes” en los que el acuerdo está garantizado por código de computadora. Aparte de los abogados, ¿quién no aplaudiría la desautorización del campo legal en constante expansión?

También está el caso de MaidSafe que pretende revolucionar la manera en la que utilizamos internet hoy en día, implementando una internet más descentralizada aún liberándola de empresas dueñas de los servidores que almacenan la mayor parte de la información haciendo que la conección sea directa de usuario a usuario.

Muchos expertos conjeturan que el valor de bitcoin llegará de entre 1500 a 3000 dólares este año, algunos pronostican 10000 en unos años y otros hablan de incluso un millon de dolares, la verdad es que su precio a futuro es algo incierto. Tampoco se puede saber si el proyecto fallará (un escenario en que los gobiernos logren regular su uso de tal forma que los usuarios desistamos) pero lo que sí es cierto es que de ser así, se perderá una gran oportunidad para expandir nuestra economía en términos de libertad.

Pero si bitcoin y toda la tecnología detrás de ella tiene éxito, revolucionará la política económica mundial, promoviendo los valores conservadores de un gobierno limitado y un mercado verdaderamente libre. A medida que la aceptación de Bitcoin continúa creciendo, su influencia puede llegar mucho más lejos que los mercados de drogas y las salas de chat de computadora geek. Puede llegar a afectar a todos nosotros. Y… ¿Qué piensas tú?

Espero que esta información te sea útil. No olvides dejar tu comentario y compartir esta entrada. ¡Hasta la próxima!

Sigueme

Santiago Rincón

Fundador at Ganemosbits
Blogger, Experto en Desarrollo Web. Marketing. SEO. Usuario Linux. Bitcoiner, Gamer. Sembrando acciones, cocechando éxito.
Sigueme
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on VKEmail this to someone
¿Y tú qué opinas?

Deja tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará.
*
*