Conoce al joven que se volvió millonario a los 18 gracias a una inversión con bitcoin

Erik Finman es un joven que con tan sólo 18 años se ha convertido en un empresario millonario que tras una serie de inversiones en bitcoin desde 2011 ha conseguido reunir la cantidad de 403 bitcoin con un valor de más de $1 millón de dólares.

 

Erik Finman

 

Erik Finman creció en un pequeño pueblo en Idaho, US, y con tan sólo 18 años se ha convertido en empresario y millonario. A la edad de 12 años recibió $1000 USD por parte de su abuela, los cuales decidió invertir en bitcoin, y tras hacer una apuesta con sus padres (quienes por cierto se conocieron mientras realizaban doctorados en ingeniería eléctrica y física en la Universidad de Stanford) de que si lograba ser millonario a los 18 dejaría de estudiar, ganó la apuesta y no asistirá a la universidad.

 

La apuesta

Durante el proceso de negociación, sus padres accedieron a apostar: Erik no tendría que obtener calificaciones para ingresar a la universidad si lograba convertirse en millonario a los 18 años.

Seguramente sus padres pensaron que era una apuesta segura, sin embargo deben sentirse felices de haber perdido la apuesta.

“Puedo decir orgullosamente que lo hice y no iré a la Universidad”, dijo Erik Finman a la CNBC esta semana.

Y así definitivamente es… Finman que fuese un mal estudiante que evitó a toda costa la secundaria, terminó por convertirse en un exitoso empresario del mundo de la tecnología y millonario, con tan sólo 18 años.

 

El camino al éxito

Todo comenzó en 2011 cuando Erik Finman tenía tan sólo 12 años. En ese momento su abuela le regaló $1000 USD.

Luego de que su hermano mayor le hablara de bitcoin, decidió invertir en la criptomoneda cuando un token costaba tan sólo $12 USD, pues él pensó que bitcoin tiene la capacidad de cambiar al mundo.

Actualmente, Erik Finman, tiene 403 BTC que al momento de escribir este post, se valorizan por $1 millón, 100 mil dólares.

En 2013, Erik Finman decidió vender parte de sus ganancias por $100 mil, para invertir en su propia empresa llamada Botangle, la cual lanzó en 2015.

La idea de Finman es promover la educación alternativa pues según él, es posible “aprender más rápido en YouTube y Wikipedia que de la manera tradicional”.

La plataforma de Botangle, permite a los usuarios realizar cursos online eligiendo a sus tutores y sirve como intermediario para el apoyo audiovisual y el pago de servicios.

Actualmente, Erik Finman, vive en Silicon Valley y tiene como propósito desarrollar una aplicación de seguridad que permita realizar denuncias en tiempo real sobre secuestros y delitos de alto impacto.

Suena como un sueño, y muchos podrán decir que es cuestión de suerte, pero la verdad es que nuestros modelos de educación viciados nos educan para depender de empresarios y políticos por el resto de nuestras vidas.

Nos acostumbramos a vivir a la manera tradicional: estudiar, tener una carrera, obtener un trabajo, casarse, comprar una casa, etc. Y si no lo logramos nos sentimos fracasados pues eso es lo que damos por hecho como éxito.

Pasamos todas nuestras vidas escuchando este tipo de historias y pensando que es cuestión de suerte mientras culpamos al gobierno y a empresarios de nuestra frustración.

Pero en mi opinión personal, aunque para algunos sea más difícil que para otros, todo es cuestión de tener las ganas, y no se trata del dinero, el dinero es sólo algo que viene de nuestro deseo de cambiar al mundo, de nuestra decisión de dejar de ser parte del problema con quejas y culpas a agentes externos y convertirnos en parte de la solución: ese pequeño grupo de personas visionarias y suficientemente locas como para atreverse a cambiar al mundo.

La mayoría de las historias de éxito, incluida la historia de Erik Finman, tienen que ver con eso, personas que descubren un problema y se juegan todo para resolverlo.

Y tú, ¿Qué opinas al respecto? déjame saberlo en tus comentarios.

Sigueme

Santiago Rincón

Fundador at Ganemosbits
Blogger, Experto en Desarrollo Web. Marketing. SEO. Usuario Linux. Bitcoiner, Gamer. Sembrando acciones, cocechando éxito.
Sigueme
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on VKEmail this to someone
¿Y tú qué opinas?

Deja tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará.
*
*